Lythrum flexuosum

P1090554-M-2000

En un lugar de la campiña de Ciudad Real habían crecido estas flores aprovechado el agua retenida de lo que poco tiempo antes había sido un terreno encharcado.
P1090570-M-2000

Flores diminutas, de tan sólo 3 mm, que tienen seis pétalos de color púrpura y un característico cáliz semejante a un cucurucho. Sus tallos, que crecen tumbados y en zig-zag, con  hojas oblongas que tienen un corto pedúnculo.  Las flores nacen de la parte axilar de las hojas.

Nombre común: Jopillo.

Nombre científico: Lythrum flexuosum. Familia: Litráceas

Esta especie está catalogada de “interés especial” por ser un endemismo español, y como “sensible”, porque es una planta anual cuya supervivencia depende de las fluctuaciones de los ecosistemas húmedos donde se desarrolla. (Para más información véase la Memoria realizada por Felipe Domínguez de la U.A.M., 2001, editado por el Ministerio de Medio Ambiente).

Anuncios

Mi luna llena

P1100358-R-2000

Este satélite natural de la tierra, con su influencia gravitatoria sobre los mares, duración de los días, y su ciclo regular de fases lunares, ha sido siempre para la mente humana, motivo de fantasías, deseos, y posesión.
Nunca nos ha enseñado su otra cara, la deja para el misterio y la imaginación. Pero la que nosotros podemos ver en la distancia, con esas oscuras e irregulares manchas, nos deja adivinar los grandes mares lunares de origen volcánico, los causados por meteoritos, las brillantes montañas…La realidad.

Escarabajo Sanjuanero

Blog Destino

Justamente el pasado día 21 cuando ya el verano se anunciaba oficialmente decidí darme un paseo por unos herbazales y allí estaban ellas, las hembras de los escarabajos sanjuaneros: inquietas, algo ruidosas, y empeñándose una y otra vez en posarse en las ramas y tallos más finos y próximos al suelo.

Sus cuerpos de 2-3 cm de longitud son recios, sus élitros (primer par de alas coriáceas)  son de color pardo un poco apagado, y el tórax, cabeza y abdomen, de color negro con unos adornos blancos en forma de cuña en la parte ventral. Las antenas y patas, de color rojo.

Las antenas de estos escarabajos se caracterizan por poseer laminillas terminales, capaces de plegarse como varillas de un abanico y formar una maza; en las hembras son 5, mientras que en los machos son 8.

No tienen buena fama estos escarabajos porque son fitófagos; los adultos se alimentan de hojas, y cuando son muchos los que toman posesión de un árbol –en España especialmente pinares y choperas- lo pueden dejar con las ramas al desnudo, y las larvas, que viven bajo tierra durante 3 – 4 años, lo hacen de las raíces de las plantas, lo que produce mucho daño en las cosechas, etc.

Otros nombres comunes para estos escarabajos son: Abejorro de San Juan y Cochorro o Cachorra.

Nombre científico: Melolontha melolontha. F. Escarabeidos. O. Coleópteros.

Localidad: Oliva Nova (Oliva, Valencia)

Flamencos bajo la lluvia

De camino hacia la laguna de Manjavacas el día se iba cubriendo de grandes nubarrones, como si de tanto como pesaran se fueran a caer sobre la tierra. Al llegar a la laguna, el cielo se hizo casi de noche y sus aguas se vistieron de un gris tan oscuro como las nubes que estaban a punto de reventar. En el horizonte ya se podía percibir una cortina de agua que parecía acercarse a la laguna. La numerosa colonia de flamencos permanecía tranquila, y sus cuellos doblados hacia el agua traducían que estaban ocupados en alimentarse filtrando el agua con su especializo pico.

Quienes pusieron a todos en alerta de lo que allí iba a suceder en muy poco tiempo fueron los alborotados vencejos, que en segundos, aparecieron como un enjambre de abejas, sobrevolando el camino y los bordes de la laguna. A pesar de su número, fotografiarlos me resultó harto difícil, por sus rapidísimos movimientos y por ese coincidir la noche de su color con la oscuridad del cielo.

P1090620-2000

Enseguida comenzó a caer la lluvia, así que mis pasos y las ruedas del coche se dirigieron hacia la caseta de observación, donde pude cobijarme de la fuerte tormenta. El viento arreciaba y las tranquilas aguas de la laguna oleaban hacia las orillas y salpicaban devolviendo al aire las gotas que las sacudían. La mayoría de los flamencos esperaban pacientes.

.P1090708-M-2000

Y cuando cesó la lluvia y caminar por los caminos era un deslizarse peligroso, los flamencos  comenzaron a atusarse las plumas y a abrir y cerrar sus alas.

P1090759-R-2000

P1090777-M-2000

Después, algunos de ellos decidieron abandonar la laguna, lo que a cotinuación desató el fervor de sus congéneres y se sumaron a la huida.

P1090796-2000

Nombre científico del flamenco: Phoenicopterus ruber. F. Fenicoptéridos.

21042011984-1800

Este ejemplar de Velella que parece navegar por la arena, fue dejado por las olas poco tiempo antes de que yo me acercase a ella, lo que explica que aún muestre su hermosa vela erguida y su intenso. No estaba sola, y es que a Velella le gusta vivir acompañada de otras muchas de su especie, así que cuando el viento o las corrientes marinas se vuelven en su contra y las hace viajar hacia la orilla, terminan su vida como la vivieron, juntas.

Vellela, cuyo nombre común responde al de vela de mar o velero, es una pequeña colonia polimorfa, de unos 7 a 10 cm de longitud, y que dispone de una estructura con forma de vela que le sirve para navegar según sople el viento, y de un sistema de flotación formado por una serie de cámaras concéntricas –contienen un gas similar al aire- comunicadas entre sí y situadas en la base de la vela.

Los pequeños habitantes de esta colonia no se pueden ver en la fotografía porque ocupan toda la parte inferior del flotador que está en contacto con la arena. No obstante, puedo deciros que en la parte central se sitúa el individuo que se encarga de la alimentación de todos los integrantes del grupo y que se llama gastrozoide. Y que, en torno a él y formando anillos concéntricos, se disponen los gonozoides, que son los individuos reproductores; y ocupando la periferia de la colonia, los dactilozoides, individuos con forma de tentáculo que se ocupan de la defensa de la colonia, ya que están provistos de cnidocitos, células que contienen un líquido urticante.

Nombre de la especie: Velella velella. O. Condróforos. Cl. Hidrozoos. F. Cnidarios.

El lugar: Playa de l’Aigua Morta (Oliva, Valencia).

Abejaruco común

P1080927-M-2000

Desde la lejanía, algo vi en medio de un cable que llamó mi atención. Rápidamente hice uso de mi cámara y con el zoom acerqué cuanto pude aquélla imagen polícroma en la que el sol se reflejaba.
Cuando ya pude definir su silueta e identificar que se trataba de un abejaruco, hice varios disparos nerviosos esperando su rápido abandono. Me estaba dando la espalda, y yo, desde mis adentros, le jaleaba y le pedía que, al menos una vez, girase la cabeza antes de que emprendiera el vuelo. Y escuchó el silencio de mi deseo, y por un momento, miró hacia el lugar donde el agua saltaba, y gritaba, y corría con braveza para, un poco más adelante, calmarse en su progresivo descenso hacia las lagunas inferiores de Ruidera.

AL Abejaruco común se le conoce también como Abejaruco Europeo. Y en ciertos lugares, y por lo mucho que le gustan las abejas, se le dice Abellero .

Nombre científico: Merops apiaster. Familia Merópidos. O. Coraciiformes.

La Mosca zángano

IMG_6743-M-2000

A la Mosca zángano que “aterrizó” sobre este grupo floral no se la conoce por este nombre porque lo suyo sea vaguear, sino por imitar el aspecto de las abejas melíferas –especialmente a las que pertenecen a la casta de los zánganos- para así intimidar a sus posibles depredadores, ya que les gusta alimentarse del néctar de las flores como lo hacen las abejas obreras, y convertirse, como ellas, en excelentes polinizadores.

Estas moscas tienen, además, la habilidad de cernirse en el aire como si fueran diminutos “cernícalos”, por lo que forma parte del grupo de las Moscas cernidoras. Este rasgo es uno de los que podemos utilizar para diferenciarlas de las abejas, pero también podemos fijarnos en tres características muy patentes de los Dípteros –orden al que pertenecen-, cuando estén posadas sobre las flores: en sus dos únicas alas voladoras, en sus dos enormes ojos compuestos, y en sus cortas antenas frontales.

Nombre científico de la mosca: Eristalis tenax. Familia Sírfidos.

Porrón moñudo

El macho del Porrón moñudo no es un ave grande -unos 43 cm, ni falta que le hace. Sus intensos ojos amarillos parecen dos monedas de oro acuñadas sobre su negra cabeza, cuyas repeinadas plumas muestran, en época de nupcias, unos hermosos reflejos púrpura. Pero, además, su parte posterior está ataviada con un penacho de largas plumas colgantes que parecen salir de un casco de corte imperial.
EL color blanco flancos y  vientre rompe con el color azabache del resto del cuerpo, mientras que las patas y el pico son de un tono azul grisáceo; no obstante, el pico se adorna en su extremo anterior con una coqueta pincelada negra.

1-2000

Le gustan los espacios abiertos y es un gran prestidigitador del zambullido y del buceo, pues no sólo se alimenta de lo que encuentra en la superficie del agua, sino de lo que estas guardan en sus fondos.
Cuando sale del agua le gusta mucho atusarse y zarandear su cabeza para sacudirse el agua, lo que hace que su moño emplumado se mueva hacia todos los lados como melena al viento, de manera que hay momentos que le cubren la cara y le dan un aspecto fascinante.

4-2000

Las fotografías las hice en el mes de febrero en las Tablas de Daimiel. En esta época estas anátidas estaban emparejadas. En una de las imágenes que muestro se pude ver a la pareja de porrones paseando tranquilamente; como suele suceder, la hembra es más discreta; todo su cuerpo es de un monótono color pardo oscuro –salvo el plumaje pardo amarillento del pecho-, el moño más pequeño y la en la punta negra del pico una peca de color blanco.

5-2000

Nombre científico: Aythya fuligula. Familia Anátidas.

Tragopogon: Frutos

P1060829-M-2000

P1060427-2000

P1060736-MM-2000

Cada fruto es un aquenio de unos 3-4 cm de largo provisto de un vilano plumoso, un apéndice del fruto diseñado para que sea transportado por el viento. El conjunto de los frutos forman una delicada esfera con la que no sólo juega el viento, sino los niños –y muchos adultos- que, al soplar sobre ella, disfrutan viéndolos dispersarse en el aire como si fueran diminutos paracaidistas.

Tragopogon: inflorescencia

P1030413-2000

Tragopogon, también conocido como Salsifí común o Barba de cabra, es una planta a la que le gusta sobresalir entre todas las herbáceas que crecen junto a ella en los lugares en los que habita. Es alta –puede superar el metro- y distinguida, pues cuando decide mostrar al día la “flor” que su cáliz encierra, a todos deslumbra como si fuera una estrella diseñada para competir en la tierra con las que existen en el firmamento, pues al contrario que las de éste, ella por la noche se guarda.
Lo que llamamos “flor” realmente es una inflorescencia en capítulo, un rosetón de flores hermafroditas que salen de un receptáculo basal. Cada flor está formada por una lígula –cada una de las corolas gamopétalas- de color lila o púrpura en cuya parte basal se encuentra el ovario (no visible), como tampoco lo es el primer tramo del largo estilo, ya que está rodeado por un estructura tubular de color pardo oscuro formado por las anteras de los estambres que están soldadas; después, el estilo se deja ver exhibiendo un color amarillo intenso, bifurcado y con sus extremos algo espiralados.
En la imagen se puede apreciar que en el centro de la inflorescencia hay un conjunto de flores aún sin abrir que tienen un aspecto tubular.
Las brácteas protectoras –entre 8 y 12- que rodean a la inflorescencia, son el doble de largas que las lígulas y lanceoladas: radios del cuerpo de la estrella imaginada.

Nombre científico: Tragopogon porrifolius. Familia Asteráceas o Compuestas