Erizo común

P1120057-2000

Te desviaste del camino, le dije al joven erizo cuando le vi al abrir la puerta de mi casa deslumbrada aún por los rayos del sol naciente. Me quedé mirándolo y esos minutos me restaron el tiempo suficiente para que me diera tiempo a coger la cámara y captarlo caminando hacia donde yo estaba. Cuando llegué, ya había alcanzado la pared y allí se quedó paralizado como diciendo… ¿y ahora, por donde sigo?
El erizo no sólo goza de buena vista y olfato, sino de buen oído, así que no tardó en darse cuenta de mi presencia por muy sigilosa que quise que fuera. Con el primer clic de la cámara escondió su cabeza. Después se dobló un poco, haciéndose el muerto. Fue entonces cuando le hablé suavecito, pero no se fio de mí y enseguida se hizo una bola y protegió todo su cuerpo bajo esa coraza de espinas que tanto le defiende. Le dejé que se tranquilizara y al rato asomó tímidamente su cara y pude contemplar sus suaves rasgos, su hocico puntiagudo y lo dulce de su mirada. También dejó ver el largo pelo que recubre la parte inferior de su cuerpo, y una parte de sus patas, con esos pies característicos provistos de uñas que parecen necesitadas de manicura pero que a él le son muy útiles para excavar.
De nuevo escuchó el clic-clic de la cámara y de nuevo se protegió. Sentí en su cuerpo que el susto le invadía, así que decidí dejarlo tranquilo.

P1120053-2000

Te desviaste del camino, le volví a decir al erizo, pues no son horas para andar por la calle un joven como tú que vives la vida nocturna. Has tenido suerte que con esta luz y la ruta que elegiste te libraras de los coches, de animales, o de gentes que terminaran con tu vida o te adoptaran de mascota.
Lo recogí en una bolsa y lo solté en el campo. ¡Suerte, le dije! Aún tienes mucha vida por delante y mucho mundo por conocer.

Nombre científico: Erinaceus europaeus
F. Erinacéidos. Orden Erinaceomorfos (antes Insectívoros). Cl. Mamíferos.

Anuncios

6 pensamientos en “Erizo común

  1. ¡Qué tiernas imágenes de este “Espinete”! ¡Qué suerte que te fuera de visita a casa!
    Bonitas fotos y precioso relato de tu “aventura” con el erizo.

  2. Tiene una cara tan dulce y desprende tanta ternura que por desgracia para ellos cada vez es más frecuente que los hombres los adopten como mascota. Preciosas imágenes Isabel

  3. ¡Qué monooo! ¡Qué ganas dan de acariciar a este pomponcito espinoso!
    Una visita de tan ilustre animal debe de ser una satisfacción muy tierna para una bióloga.
    Las fotos te quedaron preciosas.El texto es poético y entrañable.

  4. La vida es la oportunidad del momento. El joven erizo la tuvo.
    Me gustó mucho la forma de relatar el suceso y las dos fotografías. La verdad es la primera vez que veo de cerca la cara al erizo; bueno, y también esa cantidad de pelo que yo creo le debe de proteger por la parte inferior…, y ¡esas uñas!

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s