Una charca en otoño

Las suaves temperaturas de este mes de octubre han propiciado que  puedan seguir disfrutando de ellas ciertos animales y plantas.
Un buen ejemplo  es la presencia de libélulas y caballitos del diablo descansando sobre la vegetación o sobrevolando las aguas de una pequeña charca, en las que también se encontraban en activo unas cuantas ranas, que por cierto, se mantenían muy atentas a sus potenciales presas.

-1800
Libélula: Sympetrum striolatum. Familia Libelúlidos. Suborden Anisópteros.             Orden Odonatos. Clase Hexápodos.

P1170444 M-1800

Los caballitos del diablo cuando reposan lo hacen con sus alas plegadas sobre el cuerpo. Sin embargo ¿os habéis fijado en este? Siempre hay excepciones a toda regla.

Caballito del diablo: Lestes viridis. Familia Léstidos. Suborden Zigópteros.             Orden Odonatos. Clase Hexápodos.

P1170458-M-1600

Rana común o rana verde: Pelophylax perezi (Rana perezi). Familia   Ránidos.  Orden Anuros. Clase Anfibios.

Fotografías realizadas en el Jardín Botánico de la Universidad Complutense de Madrid

Anuncios