Verde, rojo y amarillo

1-P1170766-M-1500

Los chopos ribereños con sus hojas transitando del verde al amarillo, se reflejan en las aguas someras del río, distorsionadas por las ondas provocadas por el movimiento de los patos.

2-P1170814-1500

En la cima de uno de estos chopos, con sus hojas intensamente iluminadas por el sol tardío, descansa un estornino en el desamparo de sus ramas añejas.
Populus alba. F. Salicáceas

3-P1170696-M-1500

Las hojas de los árboles de ribera cuando se desprenden, no sólo tapizan los senderos y se dejan transportar por el río, sino que también pueden formar un ligero tapiz sobre la alfombra verde formada por las lentejas de agua, unas plantas diminutas que crecen en las aguas estancadas y cuyo nombre científico es Lemna minor. F Aráceas.

4- P1170017

¡Cuánto no habrá visto a su alrededor este centenario fresno al cabo de tantos años de vida! Su grandiosidad, su buen estado de conservación, y el color plateado de sus hojas iluminadas por los rayos del atardecer, son dignos de admiración y reverencia.
Fraxinus angustifolia. F. Oleáceas.

5-P1170574-1500

El madroño nos ofrece una amalgama de colores y contenidos. Cohabitan sus pequeñas flores blanquecinas -como quinqués invertidos-, con el verde intenso de sus hojas y los vivos colores de sus frutos que, según su estado de maduración, van del verde al rojo intenso, pasando por el amarillo.
Arbutus anedo. F. Ericáceas.

6-P1170856-1500

Al arce del Japón le gusta destacar allí donde se encuentre, con todas sus hojas mutadas de un rojo tan intenso, que parecen embriagadas de vino.
A su lado, el arce común muestra la mayoría de sus hojas en tonos verdes, aunque algunas de ellas ya dejan intuir el amarillo en el que van a mudar.
Arce del Japón: Acer palmatum . Arce común: Acer campestre. Ambos pertenecen a la F. Aceráceas.

7-P1170858-1200

Las semillas, que parecen mariposas entre las hojas, cuando se desprenden –cada semilla es una sámara que tiene un “ala”-, simulan ser diminutos helicópteros mientras se elevan, dispersan y caen al suelo.

Fotografías realizadas en la ribera del Manzanares a su paso por el Monte del Pardo, así como en el Jardín Botánico de la U.C.M. Madrid.

Anuncios

6 pensamientos en “Verde, rojo y amarillo

  1. Es una maravilla despertarse en el campo en otoño con su impresionante gama de colores. I incluso en la ciudad, los árboles nos hacen disfrutar de ello.
    Al igual que he disfrutado con estas preciosas fotografías que has elegido en esta ocasión para para recreo de nuestra vista.
    Gracias.
    Un saludo.

  2. Son preciosas las fotografías. Es una gozada contemplar todos estos estampados de colores esparcidos por el aire, el agua y el suelo con un estornino embelesado, quizá asombrado ante el cambio de colores de las hojas de su nido.
    Me gustan mucho los árboles y gracias a estas imágenes puedo hacer un repaso a sus nombres: Arce de Japón impresionante y vistosísimo, Arce común más discreto, Madroño rico,rico (ahora comprendo a los osos que lo comen con gusto) Fresno, vigorosa joya de plata, Chopos estilizados y cobrizos. En cuanto a las Lentejuelas de agua y las semillas en Sámaras con alas, me han llegado al corazón esas palabras.
    Nunca te acostarás sin saber una cosa más. Gracias Isabel, por esta temporada tan buena que llevamos tratando sobre el otoño o tardío, seronda o tardor.

  3. Otra bella estampa del otoño la que nos muestras. Me gusta la armonía de colores que acaban en ese bermellón intenso del arce japonés. En algunos nuestros paisajes del otoño son los cerezos silvestres los que compiten en rojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s