Pararge aegeria en otoño

El colorido alar de Pararge aegeria es tal que se confunde con el que exhiben los suelos del campo otoñal, porque a esta mariposa le gusta mucho descansar o sobrevolar caminos arropados por matorrales, arbustos y árboles. No en vano se la conoce como mariposa de los caminos o mariposa de los muros.
Os dejo unas imágenes que he sacado en el pasado mes de noviembre, cuando las temperaturas eran tan suaves como las alas de la mariposa.

1 P1170009-1200

3 P1160898-1200

4 P1170490-1200

Anuncios

16 pensamientos en “Pararge aegeria en otoño

  1. Las imágenes son preciosas.
    Y la presencia de las mariposas siempre es un hallazgo para el caminante.
    Ya disminuyen los calificativos con respecto a quienes las observamos y como las ninguneamos.
    Pero hay algunos rincones de ensueño donde acumulan auténticas exhibiciones de color y movimiento.
    Saludos cordiales

  2. Preciosas, sobervias, como dice Sophie.
    Qué linda y espabilada, cómo sabe vestirse de otoño esta Pararge Aegeria para camuflarse ante sus depredadores y volar feliz sus días.
    ¿Cuántos días puede vivir esta coquetuela mariposa?

  3. Estoy de acuerdo, aunque la última foto me gusta mucho hoy la que se lleva el premio es la primera, parece increíble la sombra que proyecta.
    Saludos, Isabel

  4. Desde niña las perseguía, para mi era todo un wonderland, la casabas y en pote de cristal la admiraba, para luego verla volar hasta perderse de mi maravillada vista. Me has echo recordar todas mis dichas entre las mariposa y esta niña que no muere en mi. Las fotos me fascinaron—,
    Mil abrazos

  5. Lo que a mí más me llama la atención de estas mariposas es el patrón de manchas y la diferencia que hay entre los patrones de la superficie dorsal y ventral del ala. Es una solución impresionante al compromiso de comunicarse (ésa es la misión de las manchas dorsales, no?), y al mismo tiempo “encriptarse” con esos lunares que parecen ojos, en el otro lado del ala.

  6. Bienvenidos a este blog, antes que nada y gracias por participar.
    En efecto, el patrón alar dorsal y ventral de las mariposas es distinto, de manera que hay siempre que estudiarlas viendo sus diseños completos. Una misma mariposa nos puede parecer distinta si tiene sus alas cerradas o abiertas. Es evidente que son respuestas evolutivas a lo que vosotros muy bien señaláis.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s