¿Qué le ocurre al cisne?

What happens to the Swan?

Me detuve en el camino que orillaba el río para observar a un cisne que le notaba algo inquieto. Al principio creí que estaba empeñado en sacar algo del fondo del agua, alguna raíz o algún alga que se le resistía.
Pero cuando miré a través del objetivo de la cámara pude comprobar que tenía enganchado en su pata un trozo de aparejo, un cable o cualquiera de los muchos restos que se tiran al río.                                                                                                  El cisne miraba aquélla “rama verde” de reojo, se acercaba a ella y tiraba
desesperado. Después se relajaba un rato atusando sus plumas y volvía a la
acción.

1-P1210892 2 P1210888R

La luz era la del atardecer y el ambiente que le rodeaba, apacible. Paseándose de un lado a otro e ignorando cuanto le sucedía al cisne, nadaban varias parejas de ánades reales.

3 P1210921-M                                                                A medida que el cisne iba intentando deshacerse de aquélla atadura molesta  se le veía cada vez más nervioso, movía su cuello de un lado a otro desesperado y, después, volvía a calmarse con el arreglo de sus plumas.

4 P1210931R

Y yo quieta. Y el frío y la humedad apoderándose de mí. Afortunadamente el cisne se cansó, se dio media vuelta y decidió irse a dar un paseo. Y cuando hizo esto, giró su cuello y miró hacia donde yo me encontraba, como para despedirse de mí. Fue entonces cuando pude comprobar la dulzura de su gesto. En él no había trazas de acritud.

5 P1210930 6 P1210924-M

En esta imagen se puede ver como todavía lleva el “cable” enganchado en la pata.     In this picture you can see as still is the green “cable” attached to the leg.

Nombre científico: Cygnus olor. Familia: Anátidas Orden: Anseriformes.

Anuncios

40 pensamientos en “¿Qué le ocurre al cisne?

    • Así es, Edwin, muchas personas que van a disfrutar de la naturaleza la convierten en un gran basurero y sus mayores víctimas son los animales. En el post “El pantano de Navalcan” termino la serie de imágenes con una foto de la basura dejada por unos pescadores tras finalizar su jornada.
      Un fuerte abrazo.

  1. Empiezo la jornada leyendo y recreándome en esta serie de fotografías. La historia de esta secuencia es un fiel reflejo de aquellos que no respetan el medio, que se creen con derecho a hacer lo que quieren.
    Preciosas las actitudes captadas del cisne. Me gustan mucho.
    Buen día.

  2. La provervial magestuosidad del cisne llevó a Tchaikovsky a componer una suite musical para ballet clásico, ante un lugar fascinante: lago contenido entre un frondoso jardín y los muros del Convento ortodoxo Novodevichi de Moscú. Bajo la luz de un sol casi cenital a finales de junio proporciona al lugar un colorido excepcional, para un silencioso deslizamiento del ave más blanco conocido y de cuello largo. Todo el conjunto invita a los proyectistas (arquitectos, ingenieros, biólogos,…) a valorar exquisitamente el capítulo de sus proyectos titulado Impacto ambiental (o medioambiental). Y a los gestores administrativos a poner especial atención en el cumplimiento de un control exahustivo de todas las recomendaciones tendentes a minimizar los deterioros de los biotopos con contraprestaciones a maximizar la vida. Y a los educadores, enseñar exquisitamente a respetar el medio, empezando por uno mismo.

  3. Impresionantes imágenes, Isabel. Cuanta lucha y sin perder la compostura. Tal es la elegancia del cisne. Se aleja arrastrando el cable,pero quizás su compañero, o compañera, le va a ayudar a solucionar el problema. Y así tendremos un final feliz para todos. Abrazos.

  4. Qué puedo decir de estas fascinantes imágenes que no esté ya dicho por vosotros?
    Que es una pena que ensuciemos los ríos, los estanques, la mar..y echemos a perder a tanto ser maravillos como son los cisnes. Triste de verdad.
    Qué níveas y fantásticas son sus plumas, realmente preciosa la serie de fotografía, Isabel.

  5. Qué pena da ver sufrir a cualquier animal por culpa de la irracionalidad, el salvajismo o simplemente la falta de civismo del ser humano. Cómo va a respetar la naturaleza si no se respeta a sí mismo? En fin…
    Preciosas fotografías Isabel. Siempre consigues contarnos a través de ellas y de tus palabras historias que merecen la pena.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s