Sapo común. Reproducción (II): Apareamiento y puesta

Common Toad. Reproduction (II): Mating and Spawn

El momento del apareamiento comienza cuando el macho, de menor tamaño que la hembra, se coloca sobre su dorso y la abraza firmemente por debajo de las axilas. A esta unión se la conoce con el nombre de amplexo (lat. Amplexus = abrazo) pudiendo permanecer la pareja juntos varios días hasta que termine la fecundación, que es externa.
Mating begins when the male -smaller than the female- clamber onto the back of female and clasp tightly in a special hold known as amplexus and they remain like this for a few days as the female lays her spawn. Fertilization is external.

Amplexo 1: Vista lateral. La pareja está muy relajada, especialmente el macho que parece “levitar”;  no obstante cumplirá bien con su tarea reproductora.  Amplexus 1:  Lateral view. The female is vigilant; the male, relaxed.

Amplexo: Vista lateral. La pareja está muy relajada, especialmente el macho que parece “levitar”; no obstante cumplirá bien con su tarea reproductora. Amplexus: Lateral view. The female is vigilant; the male, relaxed.

Vista posterior de otra pareja. Posterior view of another amplexus.

Vista posterior de otra pareja. Posterior view of another amplexus.

La hembra cuando intuye peligro se hunde y se esconde entre la vegetación como ocurrió al detectar mi presencia.  The female hides under the vegetation. I’am the danger.

La hembra cuando intuye peligro se hunde y se esconde entre la vegetación como ocurrió al detectar mi presencia. The female hides under the vegetation. I’am the danger.

La hembra deja sus huevos –entre 2.000 y 11.000- en un largo cordón mucoso de unos 10 mm de anchura entre la vegetación o depositado en el suelo. Los huevos son negros, esféricos y de 1.5 a 2 mm de diámetro, y se disponen en doble fila en el cordón.
The female lays their eggs (2.000 to 11.000) in long gelatinous strings double-stranded on the bottom or in the vegetation water. The eggs are black, spherical and 1.5 to 2 mm in diameter.

Un cordón con huevos entre los tallos de los ranúnculos. A long gelatinous string has been left in the vegetation.

Un cordón con huevos entre los tallos de los ranúnculos. A long gelatinous string has been left in the vegetation.

Muy cerca del margen del arroyo, todo el fondo está lleno de cordones con huevos –señalado con líneas negras-, cubiertos o no de sedimento. A large number of gelationous strings lying on the botton.

Muy cerca del margen del arroyo, todo el fondo está lleno de cordones con huevos –señalado con líneas negras-, cubiertos o no de sedimento. A large number of gelationous strings lying on the botton.

Detalle de uno de los cordones de huevos. Detail of a string.

Detalle de uno de los cordones de huevos. Detail of a string.

Una vez finalizado este momento de la reproducción, las hembras abandonan el agua mientras que los machos permanecen en ella por si hubiera alguna otra ocasión más de aparearse, aunque suelen acabar agotados. La competencia de los machos por conseguir un amplexo es enorme (no olvidemos que la población de machos es de 3 a 6 veces la de las hembras), y en este esperar sus hormonas les traicionan y es muy frecuente que intentan acoplarse entre ellos –con el consiguiente rechazo del macho abordado- o incorporarse a otro amplexo y organizar una bacanal que puede terminar con la vida de la hembra.
Females return to the earth after mating, but the solitary males remain in the water and compete for females; desperate attempt to mate with other males but they reject them. They fight.

Secuencia en la que un macho intenta aparearse con otro, ¡ay esas hormonas! Sequence in which a male tries to mate with another, Oh those hormones!

Secuencia en la que un macho intenta aparearse con otro, ¡ay esas hormonas! Sequence in which a male tries to mate with another. Oh those hormones!

Nombre científico: Bufo spinosus Daudin, 1893 (Antes Bufo bufo spinosus). Familia Bufónidos. Orden: Anuros. Clase Anfibios.

Fotografías tomadas en un arroyo del norte de Madrid (Colmenar Viejo) en la primera semana de este mes de marzo

Anuncios

56 pensamientos en “Sapo común. Reproducción (II): Apareamiento y puesta

  1. Qué tema bien desarrollado, Isabel. Hermosas imágenes, impecable trabajo (como todos los tuyos).
    Te envío un abrazo. Feliz noche; que descanses.

  2. ¡Genial, Isabel! La nitidez de tus fotografías ilustran tus claras palabras. Me intriga la duración del abrazo. Durante ese tiempo ¿comen? ¿duermen? ¡No puedo imaginarlo!
    Un gran abrazo y gracias por tanta maravilla.

  3. ufff, nunca pensé que un animal tan pequeño, pudiera esparcir tal cantidad de huevos, por pequeños que sean.
    Gracias por tu paciencia al fotografiar a estos inquietos animalitos y poderlos mostrar.
    Enhorabuena 😀

  4. Una vez más, de tu mano, dentro de la maravilla de la vida. El amplexo, tan universal, y el frenesí hormonal de la cópula y reproducción. Gracias, amiga, por descubrirnos una vida tan amplia.
    Besos del inicio de la primavera.

  5. Amplexo es una nueva palabra para mí. Según el DRAE a

    http://lema.rae.es/drae/?val=amplexo

    amplexo se ha usado poéticamente en español con el sentido de abrazo que tenía amplexus en latín. Son varias las palabras que hemos heredado de la raíz indoeuropea plek-, que quería decir ‘trenzar’, e.g. plegar, complejo y réplica.

    Ranúnculo, ahora nombre de planta, quería decir en latín ‘pequña rana.’

  6. Insuperable, mejor imposible tus explicaciones y fotografías.
    Isabel, yo en el pueblo, entre la pación cenagosa de una pradera que tenía mi padre y que estaba recorrida por un regatu, había visto siempre muchos anfibios (me daban un repulús enorme, las salamdras sobre todo) y en muchas ocasiones veía a los sapos montados uno encima de otro, nunca pensé que se estaban dando un amplexo, je,je. Hay que ver con los sapitos,lo que se tienen que querer para poder trascender. Lo del cordón de huevos es impresionante.
    Un fuerte abrazo

  7. Nunca bajas la guardia en la calidad de tus entradas, Isabel. Es un placer disfrutar delos reportajes, si me permites, pequeñas historias, de la vida en la naturaleza.
    Las dos entradas de los sapos, así como la de los cormoranes, me parecen increíbles.

  8. Había oído algo del “abrazo amoroso” de los sapos y ahora que lo veo en tu blog lo entiendo. Fecundar tanta cantidad de huevos requiere su tiempo y con el abrazo se asegura. Preciosas las fotografías que muestran el proceso y la competencia existente entre los machos.
    Muy buenas fotos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s