Almendros: de la flor al fruto

Almond trees: from the flower to the fruit / Amandiers: de la fleur au fruit / Mandelbäume: von der Blume bis zur Frucht.

Click sobre las imágenes para verlas a mayor aumento. Click on images to view them larger.

Los almendros pasan el invierno con sus ramas entreveradas casi desnudas, como si estuvieran muertos. Y digo casi desnudas, porque suele quedar alguna almendra aferrada a su savia como elemento recordatorio de lo que el árbol fue en sus días de esplendor.

Son, además, árboles madrugadores y nada exigentes en anunciar primaveras. Sus yemas florales se apresuran en convertirse en flores -blancas o rosadas- que llenarán todos los espacios desnudos del ramaje.

A los almendros les preocupa que el tiempo les sea favorable para que sus aromas y flores persistan el mayor tiempo posible y, puedan así, acudir los insectos polinizadores para que, sin ellos saberlo, las fecunden.



Aunque las flores son hermafroditas necesitan de la polinización cruzada.

Después, mientras la flor se va transformando en fruto, cobra ímpetu el desarrollo de las yemas de las hojas, así los almendros irán cambiando su color a verde primavera.

Las flores han perdido sus pétalos y las hojas ya se han desarrollado. The flowers have lost their petals; the leaves have been developed.

Las flechas señalan los frutos incipientes. Arrows indicate the incipient fruits.

Fruto inmaduro; el filamento que se ve en su extremo es un resto del pistilo de la flor. Immature fruit; the filament that is seen in its end is a rest of the pistil of the flower.


´
Contraluz de una tarde que se despide de los almendros y de un paisaje mediterráneo.

45 pensamientos en “Almendros: de la flor al fruto

  1. Bellas fotos de los almendros en flor, Isabel. Una gozada contemplarlos, el viento fuerte de estos días arrebata sus pétalos blancos y parece que el suelo estuviera nevado. Me encantó tu entrada. Un beso fuerte y feliz día.

  2. Unas fotos muy bonitas pero lo que más me gusta es la evolución de la flor al fruto, cómo en esas almendras casi desarrolladas todavía quedan partes de la flor.
    Y claro el paisaje cambia, desnudo, florido, con el follaje.
    Precioso documento.
    Un abrazo

  3. Flor temprana, sin duda. En el Mediterráneo sale antes, y sus pétalos van del blanco al rosa. Del fruto de la almendra -el almendruco, decíamos los muchachos- se hacen el mazapán y el turrón. Si no cascas el hueso, si lo lijas contra una piedra y lo vacías, te puedes hacer un pito. En ‘El Conde Lucanor’, hay un cuento en el que se narran los requerimientos amorosos del califa poeta a la hija del visir de Granada. ‘No puedo pasar sin los montes nevados’, dice la doncella. ‘No todo el año, pero tendrás nieve al menos un mes’, dice el califa. Y manda plantar almendros en los cerros que circundan Medina Azahara. Lo cuento de memoria y por tanto no creo que sea exacto.
    Gracias, Isabel por tu bello trabajo, evocador de la inicial primavera, y de un árbol exponente de una belleza modesta. Un abrazo muy fuerte.

  4. Un árbol querido y familiar para mi. Siempre los almendros en el jardin de la casa de mi madre en Navarra. Cuantas cosechas cogidas para hacer turron. Por otro lado la plantacion de la familia de mi marido, hermosa!!! Me gusto tu entrada, y tus fotos. Muy hermosas!Un enorme beso!!!!!

  5. Isabel, a través de tus preciosas fotografías, descripciones y detalles tengo el gusto de conocer los almendros. No se cultivan en la región donde vivo y hasta ahora, nunca los he podido contemplar personalmente. ¡Gracias por traerlos hasta aquí y de tan bella forma!
    ¡Un fuerte abrazo!

  6. La foto de la abeja me ha hecho pensar en un mamífero, pequeñito y me han entrado ganas de acariciar sus pelillos. No sé detenerme en la técnica (que seguro que es buena para captar algo así sin que se note) pero sí en esa mirada que propones, como de viaje hacia adentro, aún mostrándonos algo tan “exterior” como el paisaje y su cambio constante.

  7. Nunca he tenido un almendro, pero es espectacular cuando florece, yo creo que además nos alegra porque anuncia la primavera. Las fotos preciosas, con sus detalles y la explicaciones que nos das. Así sabremos un poco más de este árbol mensajero de la primavera.
    Un abrazo.

  8. Es una belleza Isabel. Nunca he visto un árbol de almendras, pero su flor me recuerda a la del durazno, es lo que vemos aquí más frecuente.
    Me parece hermoso el árbol del almendro. Y así como luce con sus flores es lo máximo.
    Gracias Isabel.
    Tus fotos fantásticas, como tu trabajo que siempre aprecio.

    Un abrazo grande mi niña

      • Eso no lo sabía Isabel.
        Gracias por la información.
        Gracias a ti he aprendido un poco más de las plantas y de las aves.
        Siempre está muy completa tu información.
        Muchas gracias.
        Besitos y un honor el poder leerte amiga.

      • Todos vosotros me servís de aliento cuando decaigo en mi trabajo, es algo que disfruto mucho pero que me lleva mucho tiempo… ¡y no escribo!
        Honor de recibirte en mis blogs, honor tu generosidad, honor tu poesía.
        Besos y muchas gracias de nuevo.

Responder a Estrella RF Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s