Argiope trifasciata

Paseando por entre los juncos que orillan uno de los canales del Marjal de Pego (Alicante), y favorecida por la luz de la mañana agosteña que ponía al descubierto el gran número de telarañas tejidas entre sus tallos, me encontré de pronto con ella, como si fuera un botón de plata y oro reflejando los rayos del sol en el centro de su telaraña.

Argiope en el centro de su telaraña construida sobre Juncus acutus (en fruto)

Argiope en el centro de su telaraña construida sobre Juncus acutus (en fruto)

Argiope  es un arácnido que no sólo sorprende por su tamaño (puede superar los dos 2 cm de longitud)  sino por los llamativos colores y diseño corporal. Se la conoce como araña de jardín a bandas o listada, aunque también como araña tigre. En la parte anterior del opistosoma (abdomen) presenta dos bandas de color blanco plateado, después una banda amarilla, y tras ella, otra blanca (trifasciata: tres bandas); hacia la parte posterior dominan las de color amarillo. Todas las bandas están separadas por listas negras. El prosoma (cefalotórax), es plateado y muy “peludo” (cubierto por largas setas o sedas.)

Vista dorsal

Vista dorsal

Vista ventral

Vista ventral

Pero Argiope sorprende, además, por una tener una estructura inconfundible en su gran telaraña orbicular (de hasta 60 cm), llamada estabilimento, que es una banda vertical situada entre dos radios y tejida en zig-zag con hilos de seda más gruesos que el resto de la tela.
Recibió el nombre de estabilimento porque inicialmente se le atribuyó la función de estabilizar la tela. Pero después, se propusieron otras funciones más, como la del reforzamiento de la tela, la del posible camuflaje para la araña, o la de que pudiera funcionar como un mecanismo para beber.
Actualmente, muchos investigadores consideran que el estabilimento es una señal de advertencia para los animales voladores de cierta envergadura, para avisar de que su tela está allí y que hagan el favor de no llevársela por delante. Otros, sin embargo, optan por la opción de que, al atraer los rayos ultravioleta, les es muy útil para capturar las presas. En fin, es lo que tienen las hipótesis, que hay que demostrarlas para que dejen de ser elucubraciones. A no ser que a la araña le dé un día por contar su secreto y facilitar las cosas. Claro, que a lo mejor ya lo ha hecho pero nadie la ha entendido. ¡Qué pena!

Vista lateral. La flecha indica que la araña tiene atrapado entre sus quelíceros (apéndices que inyectan el veneno) a un pequeño insecto.

Vista lateral. La flecha indica que la araña tiene atrapado entre sus quelíceros (apéndices que inyectan el veneno) a un pequeña mosca.

Argiope suele esperar a sus presas en el centro de la tela mirando abajo, pero a veces lo hace alejada de la red sobre un hilo de señalización que la mantiene en contacto con ella.

El ejemplar de la foto es una hembra. El macho es mucho más pequeño y discreto.