Correlimos tridáctilo

Sanderlyn / Bécasseau sanderling

Los Correlimos tridáctilos o Playeritos blancos se desplazan en pequeños grupos hasta la orilla del mar para pasearse por su arena mojada, bailarle sus aguas al mar y no dejar de picotear en la arena cuando las olas se retiran, ya que en ella obtiene los pequeños invertebrados de los que se alimenta. Parecen tener siempre prisa, siendo su paso ligero y rápido.

Expertos limícolas y en controlar el ir y venir de las olas.

Expertos limícolas y en el control del los flujos marinos.

¡Cuidado que viene la ola!

¡Cuidado que viene la ola!

Los dos correlimos esperan que las olas se retiren, mientras un chorlitejo se pasea por la orilla.

Los dos correlimos esperan que las olas se retiren, mientras un chorlitejo patinegro  se pasea por la orilla.

Son aves de pequeño tamaño -18 a 20 cm- y rechonchos. Sus picos y patas negras contrastan con la palidez de sus cuerpos, blanco de espuma rompiente con pinceladas en tonos arena en el dorso. La mirada es profunda y escudriñadora,  nada de lo que ocurre a su alrededor se les escapa. Así que hay que observarlos de lejos porque enseguida se asustan y emprenden el vuelo. 4 P1280570-M-1200

Cambio de zona.

Cambio de zona. El vuelo es corto, rápido y rasante.

Los correlimos tridáctilos son una de las aves playeras más extendidas por el mundo. En España es una especie invernante y suelen emigrar hacia las regiones árticas para criar, aunque algunas, especialmente las de segundo año, permanecen en nuestro territorio también en verano.

Sanderlings are a small plump sandpiper, 18–20 cm in length, and they run forth and back along the waterline in search of food -usually eat small invertebrates that living in the sandy bottom-. They are very sensitive to human disturbance. In Spain is a wintering species and they migrate to the Arctic regions for breeding, although some, especially in the second year, they remain in our territory also in summer.

Nombre científico: Calidris alba. Familia: Escolopácidos. Orden: Charadriiformes.

Las fotografías las he hecho en la playa de L’Aigua Morta (Oliva, Valencia) en la segunda semana de abril.

 

Anuncios