El otoño de los girasoles

The fall of the sunflowers

En algunas tierras de secano aún se pueden ver plantaciones de girasoles ajenas a la trilla. Sus colores, en apariencia tristes, se avivan con la luz perezosa del atardecer, que juega con la gama de los tonos cálidos -cobrizos, ocres, grises, verdes y amarillos-, del otoño.
1 -1200 2 DSC_5334-1200
3 P1410398-1200
Cuando vuestro final es inminente
y vuestro brillo se apaga,
permanecéis todos erguidos
mirando al Sol Naciente.
Y sólo dobláis vuestra cerviz
para que vuestras semillas alcancen
la tierra, y un lugar donde cobijarse
del frío letargo del invierno.

De mi poema “Girasoles”, publicado el 18 de agosto en http://apalabrandolosdias.wordpress.com.
4 P1410417-M-1200M
5 P1410415-1200M
En estas fotografías se puede apreciar una “nube de confeti blanco” que parece lanzado por la tierra. Desde ella, precisamente, decidieron emprender su viaje nupcial las hormigas aladas preparadas para fundar nuevos hogares. La gran mayoría no lo conseguirán, pues son un excelente alimento para muchos animales. Por eso su número es muy elevado.
In these pictures you can see a “cloud of white confetti” launched by the Earth. It, precisely, decided to make your Bridal journey winged ants found new homes-ready. The vast majority will not get it, because among other things, are an excellent food for other animals.

Nombre científico: Helianthus annuus. Familia: Asteráceas. Orden: Asterales. Clase: Magnoliposida.

Estas fotografías que hice en la tarde del 30 de septiembre en las tierras del Monasterio de Sopetrán (hoy abandonado al destino de su ruina) y perteneciente al ayuntamiento de Hita (Guadalajara), se las debo a quien me condujo hasta él: nuestra gran amiga y escritora Julie Sopetrán, que creció custodiada por el espíritu de paz, sencillez y poesía del monasterio. Y a quién lleva su nombre hasta la eternidad. P1410314-600 Julie, te doy encarecidamente las gracias, y con ellas, mil abrazos.
I have done all the pictures in the monastery of Sopetrán (Hita, Guadalajara, Spain) thanks to Julie Sopetrán, a great friend and poet. Thank  so much, Julie.